Buen partido de ambos contendientes

El triunfo de un equipo en el fútbol siempre viene dado por la eficacia goleadora de cara al marco contrario, a pesar, en muchas ocasiones, de haber realizado un buen encuentro en otros aspectos del juego.