Arcoraspeig sigue peleando con los mejores