Trabajadores del Hospital de San Vicente bailan al ritmo de la feria de abril para humanizar la asistencia sanitaria