San Vicente se vuelca con la tierna procesión de los más pequeños