Las fiestas patronales toman el relevo