La tradicional procesión pone el broche a las fiestas de Santa Isabel