La Asociación de Jubilados y pensionistas del Barrio Santa Isabel celebró un concurso de disfraces