El fuego fue la fuente del espectáculo de la cremà

La cremà volvió a erigirse en el acto por antonomasia de las hogueras.