El corto de Scratch se presentó con éxito en Sitges