Una oleada de robos atemoriza a los vecinos de la Urbanización Sol y Luz

El pasado 23 de Enero un individuo de unos treinta años, de etnia gitana, pelo rizado color castaño y 1’80 de altura, merodeaba por la urbanización Sol y Luz encaramándose a los muros para observar el interior de los chalets.