Un turismo vuelca a la entrada de Santa Isabel