Un pleno de verano

La sesión extraordinaria celebrada ayer fue un trámite sin apenas contenido