Un informe jurídico concluye que el contrato para comprar viviendas sociales debe ser rechazado

Los tres inmuebles presentados no cumplen las condiciones establecidas en los pliegos