No hay duda, en San Vicente somos solidarios