Los sindicatos reclaman la aprobación inicial del presupuesto