Las fuertes precipitaciones provocaron arrastre de materiales y conflictos de tráfico

Después de varios meses sin llover, alrededor de las siete de la mañana del miércoles 18 de abril, una tormenta descargó intensamente sobre la localidad produciendo lluvias de fuerte intensidad horaria que elevaron el nivel de las aguas por encima de las aceras, arrastrando tierras, guijarros y en algunos casos maderas pesadas por las calles, siguiendo la escorrentía del terreno.