Las familias desalojadas de sus viviendas en el plan Castellet-Montoyos mantendrán su ayuda de 300 euros

Las tres familias desalojadas que residían en el plan urbanístico Castellet-Montoyos mantendrán su ayuda de 300 euros que le proporciona la empresa urbanizadora Urbedesa que suspendió el desarrollo de este plan hace dos años por culpa de las crisis económica, además de pedir una prorroga para continuar con la urbanización en un escenario más favorable