La Unión de Radioaficionados de San Vicente muestra su malestar por las subvenciones culturales