La responsabilidad por la caducidad de varios contratos vuelve a enfrentar al cuatripartito