La CSI-F solicita una exposición pública de los objetos perdidos no reclamados