El SPPLB impugna los decretos de alcaldía en los que obliga a los agentes a trabajar en su jornada de descanso