El Jardín Vertical situado junto a la biblioteca infantil filtra 220 toneladas de gases contaminantes

El Jardín Vertical filtra cada año de forma natural alrededor de 220 toneladas de gases contaminantes y evita el efecto rebote del ruido, lo que produce un aislamiento que reduce hasta en 10 decibelios la contaminación sonora