El Ayuntamiento adopta un nuevo modelo de control interno para mejorar su gestión económica y financiera