Colectivos de diversidad funcional hacen de concejales en el Pleno para reivindicar más y mejores servicios