Una nueva app permite advertir en tiempo real de la presencia de medusas y hacer un seguimiento de las picaduras más graves