Un estudio de ORPEA concluye que al 45,9 % de los mayores no les influye la publicidad en sus procesos de compra

Los anuncios en televisión son los que más impacto tienen en el perfil sénior