La Universidad de Alicante se suma a la lucha contra el cáncer de páncreas