La Policía Nacional intercepta un camión con destino a Francia cargado con cuatro fardos de hachís