La Policía Nacional detiene a una pareja que utilizaba a su hija de 14 años de edad como correo para distribuir la droga que vendían entre sus "clientes"