Destapan un fraude de casi 6.000.000 de euros mediante el cobro indebido de pensiones de personas fallecidas