La Policía Nacional desarticula una organización criminal internacional dedicada a sustraer vehículos de alta gama y detiene a sus cinco responsables