La planta de Psiquiatría del Hospital de Sant Joan recibe la magia de la Fundación Abracadabra