El Hospital de Sant Joan ofrece recomendaciones para prevenir los ahogamientos durante el verano