El Hospital de Sant Joan instala una burbuja para sensibilizar sobre los efectos nocivos del tabaco