Destapado un fraude de 7.000.000 de euros mediante la comercialización de productos electrónicos procedentes de China